Creemos que

  • La biblia es la revelación de Dios personal y eterna como la única autoridad infalible e inerrante palabra de Dios (2 Tim 3:16)
  • Hay un Dios eternamente existente en tres personas, Padre, Hijo y Espíritu Santo (Gn 1:1, 2Co 13:14)
    Jesucristo es Dios (Jn 10:30)
  • Que nació de una virgen (Lc 7:17, Mt 1:23, Lc 1:35
  • Que vivió sin pecado (He 7:26), que hizo milagros (Jn 2:11),
  • Que murió como sacrificio en lugar de todos los hombres (1Cor 15:3)
  • Que resucito al tercer día triunfando sobre la muerte (1Cor 15:4)
  • Que subió al cielo y se sentó a la diestra de Dios Padre (Mc 16:19)
  • Que volverá pronto a buscar a su iglesia y a reinar con poder y gloria (Hch 1:11)
  • Para su salvación, el hombre por su naturaleza y conducta pecadora, necesitaba la acción regeneradora del espíritu santo y que cada ser humano es justificado por la fe en Cristo y solo por la gracia de Dios (Jn 3:16-19, 5:24, Ro 3:23, 5:8-9 Efe 2:8-10, Tit 3:5)
  • En la resurrección de vida y en la resurrección para la condenación (Jn 5:28-29)
  • En el trabajo actual del espíritu santo que mora en cada creyente, y que beneficia a su iglesia a través de dones a sus miembros, para producir  la madurez de cada uno a la imagen de Cristo y ponerlos en práctica para el logro del objetivo final de la iglesia (Ro 8:16-14, 1Cor 3:16, 6:19-20, Ef 4:10, 4:30)
    Cristo es el señor de la iglesia, comprada con su sangré, a la cual le encargo la tarea de anunciar el evangelio a toda criatura, y que este deber es así mismo responsabilidad de cada creyente  (Hch 20:28, Mt 28:18).

Visión

  • Formar seres integrales que bajo la formación del Espíritu Santo, vivan dentro de los principios y valores bíblicos;
  • Conformar una comunidad en permanente crecimiento, mediante la adecuada capacitación de lideres, maestros y pastores, comprometidos con la gran comisión;
  • Establecer nuevas iglesias fortalecidas en la fe y en el conocimiento del Señor Jesucristo.

misión

  • La predicación del evangelio del Señor Jesucristo.
  • Cursos de discipulado, diaconado y liderazgo.
  • Asesoría espiritual para que sus miembros impacten positiva mente lo cotidiano de su vida y la sociedad.
  • La creación de espacios de comunión y de relación fraternal entre sus miembros.
  • La provisión de herramientas que ayuden al crecimiento ministerial de sus miembros.
  • La promoción y preservación de los valores éticos y ministeriales.